Referencia Juridica

Centro de referencia y consultoria jurídica.

DISPOSICION DEL CONSEJO DE ESTADO, EN RELACION CON LAS COMUNICACIONES TELEFONICAS ENTRE CUBA Y ESTADOS UNIDOS, ANTECEDENTES

El Consejo de Estado, mediante su Decreto-ley No. 307, de 30 de noviembre del 2012, dispuso derogar el Decreto-Ley No. 213, de 20 de octubre del 2000,  una  nueva determinación del General-Presidente Raúl Castro Ruz, de  revocar  las determinaciones de Fidel Castro (1959-2006), el  que en su momento dispuso regulaciones procesales contra la  política oficial del gobierno de Estados Unidos en relación con Cuba, aún  más, dejó expedita la vía de otras determinaciones, cuando expresó  en el texto derogado, que “frente a cualquier intento por parte de las autoridades norteamericanas de impedir, congelar o confiscar los ingresos que se deriven de esta determinación, el gobierno de Cuba se reserva el derecho de adoptar las medidas que estime pertinente, incluida el corte total de las comunicaciones telefónicas directas o indirectas entre Cuba y Estados Unidos” afortunadamente este extremo no se ejecutó.

El precitado Decreto-Ley No. 213 fundamentó  su adopción en respuesta, según expresa, a   un acto del legislativo de Estados Unidos de América,  denominado Ley de Protección de Victimas del Contrabando Humano, así como  destinar los fondos cubanos congelados en ese país proveniente de las comunicaciones telefónicas, pertenecientes a la antigua empresa estatal cubana EMTELCUBA, por los servicios prestados durante 28 años, entre 1966 y 1994, en cumplimiento del embargo, para indemnizar a los familiares de las víctimas del derribo de dos avionetas del proyecto Hermanos al Rescate, por parte de un operativo del Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias por instrucciones del gobierno,  y otras tantas reclamaciones interpuestas que prosperaron  ante los Tribunales de Estados Unidos.

El Decreto-Ley No. 307, se fundamenta en el derogado Decreto-Ley No. 213,   dispone en su Disposición Especial “Cuba mantiene su reclamación de los fondos cubanos ilegítimamente congelados en Estados Unidos por el gobierno de ese país, los que continúan pendientes de pago hasta su devolución total con los intereses correspondientes” teniendo en cuenta  que el  mandato del Congreso estadounidense que dio origen al conflicto en cuestión se mantiene.

El precitado Decreto-Ley No. 213 estableció  además que las condiciones tecnológicas y de operaciones del tráfico telefónico internacional, la reducción del monto a pagar por las llamadas telefónicas  facilitará el incremento de las comunicaciones internacionales de origen y destino cubano, no  reconoce la proliferación de los contratos se servicios de telefonía móvil, la que se incrementa sustancialmente  en este 2012, así  como las comunicaciones  mediante correos y chateo electrónico vía  Internet, las que en su  inmensa mayoría se ejecutan de  forma ilegal desde  entidades estatales, extremo que se  justifica ateniendo a que los cubanos se ven impedidos de acceder a este servicio. Se prueba el interés financiero-comercial sobre el tema.

La modificación del Consejo de Estado justifica la presunción del incremento del turismo de estadounidense y la migración de cubanos una vez entre en vigencia la legislación migratoria modificada, representando un sustancial incremento financieros  en sus cuentas, el cálculo de ganancias hizo apostar por la modificación del Decreto-Ley No. 213, la que incluye la comercialización de las tarjetas prepagadas.

En el discurso del Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, en la exposición de los fundamentos del gobierno para exigir “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba” que anualmente se presenta en el marco del periodo de sesiones de la Organización de Naciones Unidas y que reiteradamente ha sido aprobado por el plenario, sin que el gobierno de Estados Unidos disponga el levantamiento del embargo, presento por mandato del Presidente del Consejo de Estado y del Gobierno, el interés de su gobierno de establecer un mecanismo de dialogo con el gobierno estadounidense,  el General de Ejército está reiterando sus  señales  para acceder al menos a  conversaciones entre ambos gobiernos, la lista de temas a considerar presentada por la parte cubana es tan extensa y con asuntos tan profundo, que datan de más de cincuenta y tantos años,  que no agiliza el entendimiento, “el levantamiento del bloqueo económico, comercial y financiero; la exclusión de la arbitraria e ilegitima lista de países terroristas; la abrogación de la Ley de Ajuste Cubano y la política de pies secos y pies mojados; la compensación por los daños económicos y humanos; la devolución del territorio ocupado por la Base Naval de Guantánamo; el fin de las agresiones  radiales y televisivas, y el cese del financiamiento a la subversión interna. Un elemento esencial en esta agenda es la liberación de los cinco luchadores antiterroristas cubanos, cruel e injustamente presos o retenidos en ese país”  sería conveniente una propuesta de dialogo  solo con buenas intenciones de intercambio.

Actualmente el tema que incide  en el cese de un diálogo  directo como las Conversaciones Migratorias,  utilizado para tratar diversos temas,  es el caso del Sr. Alan Gross, encarcelado en Cuba por atentar contra los poderes del estado, sancionado a quince años de prisión,  sin haberse logrado su excarcelación por causas humanitarias, el gobierno cubano reitera, por su parte, el fundamento de  un gesto mutuo de canje de prisioneros, en relación directa  con  los cinco cubanos que guardan prisión en Estados Unidos por  espionaje y otros delitos conexos.

La determinación del General Raúl Castro de modificar las regulaciones tributarias de las comunicaciones telefónicas entre Cuba y Estados Unidos forma parte de la pretensión de la parte cubana para lograr un acercamiento con el recién instaurado segundo mandato presidencial de Barac Obama.

Como resultado de la estrategia cubana no se espera un saldo positivo, Gracias al Papa Juan Pablo II al expresar  “Que Cuba se abra al mundo, y que  el mundo se abra a Cuba”, que este fin de año 2012 y principios del 2013, sea el inicio de la buena voluntad de las partes.

BIBLIOGRAFIA A SU DISPOSICION

Decreto-Ley No 213, de 20 de octubre del 2000, publicado en la Gaceta Oficial de la República, edición Extraordinaria No. 8, página 45-46

Decreto-Ley No, 307, de 30 de noviembre del 2012,

Discurso del Ministro de Relaciones Exteriores Bruno Rodríguez Parrilla, ONU, 13 de noviembre del 2012

03.12.2012

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: