Referencia Juridica

Centro de referencia y consultoria jurídica.

Constituido el Ministerio de Industrias

El Consejo de Estado, en uso de las facultades que le otorga el Decreto-Ley No. 67, “de Organización de la Administración Central del Estado” de 19 de abril de 1983, en su artículo 29, para crear, modificar, disolver, clasificar y  denominar los Organismos de la Administración Central del Estado, así como asignar, segregar, trasladar o consolidar las atribuciones y funciones de estos, en virtud de lo expresado, con fecha 10 de septiembre del 2012, dispuso mediante su Decreto-Ley No. 299, “la extinción de los Ministerios de la Industria Ligera y de la Industria Sidero-Mecánica, y la creación del Ministerio de Industrias”.

El tema había sido objeto de análisis en el marco de la Reunión Ampliada del Consejo de Ministros, introducido con  el dictamen  presentado por el General de División Leonardo Andoyo Valdés, Segundo Jefe de la Comisión Permanente de Implementación y Desarrollo de los Lineamientos aprobados por el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba, con la nueva concepción de la separación de las funciones estatales de las gubernamentales y a su vez del sistema empresarial, las que independientemente tienen la obligación de responder de sus obligaciones en todo el espectro de sus funciones, sobre el particular, ha quedado definido que no se aprobarán subsidios financieros sin un respaldo de recuperación y reintegro de los préstamos, para  lograr la eficiencia y eficacia, para transitar, sin  vicio de origen  hacía el perfeccionamiento económico, en virtud de lo dispuesto por el Decreto-Ley No. 252, Sobre la continuidad y el fortalecimiento del Sistema de Perfeccionamiento Empresarial, modificado por el Decreto-Ley No. 276, así como el Decreto No. 281, Reglamento para la Implementación del Sistema de Perfeccionamiento Empresarial, modificado por el Decreto No. 284.

El Ministerio  Sidero-Mecánica  desde hace años venía siendo objeto de análisis por la falta de rentabilidad y exceso de  gastos materiales sin el respaldo productivo, unido a la falta de inversiones que permitieran la modernización de su equipamiento general, extremo que llevó a la Presidencia del Consejo de Estado  a disponer  la designación  como Ministro del   General de Brigada Salvador Pardo Cruz, con años de experiencia al frente de la Unión de Industrias Militares, subordinada al Sistema Empresarial del Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, sin poder lograr los resultados deseados.

En el caso del Ministerio de la Industria Ligera,  desde antes del   período especial en  sucesivos análisis,  fue reiterativo la insuficiente  recuperación con aportes priorizados por el gobierno, el incumplimiento de sus obligaciones con la economía nacional fundamentalmente en la confección de uniformes, la canastilla,  la producción de artículos del aseo personal y de uso doméstico,  y otros  reglones de imperiosa necesidad de la población. La infraestructura de sus talleres e industrias se consideraron  obsoletas, sin posibilidades de actualización tecnológica.

El desarrollo del recién constituido organismo necesitará de fondos exportables que el gobierno debe priorizar, extremo al que no se le aguarda del éxito requerido por la falta de los referidos  fondos monetarios y la poca posibilidad de créditos, el país está urgido de otras prioridades. El proyecto de modificación de la Ley de Inversiones Extranjeras fija como fundamento por parte de las entidades interesadas para  invertir en el país, el suministro de materias primas para el desarrollo de una industria nacional de bienes productivos y suministros de producciones, eliminando en lo posible las importaciones, este extremo de inversionistas-suministradores de materias primas no estimula a los extranjeros interesados en el tema.

La función del Ministerio de Industrias, como organismo de la Administración Central del Estado encargado de proponer y una vez aprobado, dirigir y controlar la ejecución de las políticas y estrategias para el desarrollo industrial dentro de la actividad sidero-mecánica, de la química, del reciclaje, textil, tenera, del vestuario y sus accesorios, poligrafía, de envases y embalajes, mobiliario, cerámica, utilería y ornamental y otras que se determinen, una vez que el Ministerio de Economía y Planificación, dentro del término de treinta días siguientes a la aprobación del precitado Decreto-Ley, apruebe la Organización Superior de las Direcciones Empresariales, en sus respectivos sistemas, con especial pronunciamiento en los límites máximos de las plantillas de cargos, la que tienen la concepción de cargos con categorías de multioficios  en sus funciones, eliminando los calificadores de cargos,  con un salario.

El Ministerio de Industrias se subroga en lugar y grado de los Ministerios de la Industria Sidero-Mecánica y de la Ligera, a todos los efectos legales, tanto en sus obligaciones y compromisos nacionales como internacionales, en lo que concierne a convenios, protocolos y acuerdos  y otros suscritos, en representación del Estado y del Gobierno, así como en la participación e integración con órganos, organismos y demás instituciones internacionales.

Es de destacar, para la aplicación del Decreto-Ley No. 299, en virtud del Reglamento de la Secretaría del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros, y siguiendo la práctica y experiencia del Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, se constituyo una Comisión de Liquidación, en todos los niveles empresariales de los ministerios extinguidos, lo que le permite a la nueva estructura  Ministerial  constituida iniciar sus funciones con una depuración total de los estados de cuentas financieras, humanos y materiales. Una vez depuradas las cuentas, el Ministerio de Finanzas y Precios pasó a pérdidas todas las cuentas incobrables con cargo al Presupuesto Nacional,  aún cuando  públicamente el General de Ejercito Raúl Castro había expresado  que esa carga  que no podía ser asumida por el Estado.

Con la implementación de esta determinación, el nivel de disponibilidad laboral, en cumplimiento de lo que  establece la Resolución No. 35, de 30 de septiembre del 2010, Reglamento para el tratamiento laboral y salarial de los trabajadores declarados disponibles, del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social,  afecta  sustancialmente a  varios miles de trabajadores de los organismos extinguidos, los que se incorporarán a las condiciones del trabajo por cuenta propia que dispuso en su momento la Resolución No. 32, de 7 de octubre del 2010, Reglamento para el ejercicio del trabajo por cuenta-propia, del precitado Ministerio de Trabajo y Seguridad Social.

El Consejo de Estado, mediante Acuerdo, designará el Ministro y al Viceministro Primero del Ministerio de  industrias, el Consejo de Ministros designará al resto de los Viceministros, quedando sujeto a su aprobación, por el ministro que se designe,  la constitución de los Consejos de Dirección y el Técnico-Asesor, así como al Secretario Letrado, el resto de los cuadros y dirigentes, son designados en virtud de lo dispuesto por el obsoleto Decreto-Ley No. 195, el que ha sido objeto de críticas y consideraciones adversas, fundamentalmente por el General-Presidente, teniendo en cuenta la actuales condiciones vigentes  para la designaciones en estas categorías ocupacionales. En diferentes contextos  la crítica a la vinculación de estos cargos que están  sujeta a la aprobación por parte de los diferentes niveles de estructuras  del Partido Comunista de Cuba, como órgano superior de dirección y control del sistema estatal, gubernamental y empresarial, se pretende eliminar con vista a eliminar esta fallida facultad partidista que ha afectado el desarrollo de profesionales con capacidad, carente del cumplimiento de requisitos complementarios vinculados a la ideología. Se presume que sea designado Ministro de Industrias el General de Brigada Salvador Pardo Cruz.

Queda pendiente definir el objeto del Ministerio de la Industria Básica, así como la estructura definitiva  de la institución encargada  del Sistema del Polo Científico y sus relaciones financieras, comerciales, de inversión extranjera y del desarrollo de la economía interna.

Otra etapa de redimensionamiento sería la constitución de un sistema donde quede integrado el Sistema Empresarial del Azúcar, de la Agricultura, la Pesca y la Industria Alimenticia, eliminar cinco estructuras de dirección independientes y la constitución de un sistema integrado, estaría acorde a los Lineamientos Económicos Políticos de la Revolución Cubana.

25.10.2012

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: