Referencia Juridica

Centro de referencia y consultoria jurídica.

El Ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación de España no visitará Cuba

Por Dr. René López Benítez.

El Ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación de España, Sr. José Manuel García-Margallo, declaró el pasado 17 de abril, que no visitará Cuba, hasta tanto el gobierno del General-Presidente Raúl Castro de acceda que podrá reunirse, con miembros de la Sociedad Civil Independiente, especialmente con las Damas de Blanco, Premio Sajarov del Parlamento Europeo, además declaró que mientras Cuba  no pruebe de respeto debido   a las normas internacionales en materia  de  derechos humanos y democracia, España no apoyará un cambio referido a la Posición Común, dispuesto por mandato de la Unión Europea. La declaración en cuestión formó parte de la exposición del Ministro sobre las líneas generales del actual gobierno español en relación con Iberoamérica.

Sobre lo anterior, el Canciller García-Margallo aclaró que como esquema, su gobierno, no pretende modificar el actual marco de la Posición Común-Unión Europea-Cuba, promovido en su momento por el actual gobierno del Partido Popular en el año 1996, como respuesta a graves violaciones en materia de derechos humanos y democracia. El gobierno del ex presidente Rodríguez Zapatero, había promovido la modificación de la precitada Posición Común, sin lograr resultados positivos, por su parte, el gobierno de Cuba ha mantenido que tal estatus afecta el normal desarrollo entre ambas partes y atenta contra el respeto y la democracia.

El Viceministro de relaciones Exteriores de Cuba, Sr. Dagoberto Rodríguez, denunció mediante una Declaración Oficial, que el pronunciamiento del canciller español, prueba la intromisión e injerencia en asuntos internos, al referirse a temas vinculados a derechos humanos y democracia que se aplican en Cuba, así como vincular su anunciada visita a la pretensión en cuestión.

El gobierno de Cuba en un enmascarado diálogo con la Iglesia Católica de Cuba, dispuso en el 2010 poner fin a los actos de violencia y acoso contra la integridad de las Damas de Blanco, en su lucha por obtener la libertad de 52 presos, remanentes de los 75 que fueron sancionados en la primavera  del 2003, procesados al amparo de la Ley No. 62, Código Penal y su complementara Ley No. 88, por atentar contra los poderes de la seguridad del estado cubano, en ese momento, el gobierno de Rodríguez Zapatero se constituyó como garante-monitoreando del desarrollo del precitado acuerdo, logrando por tanto, la excarcelación de los presos y la salida del país, con destino a España, de estos y otros,  que cumplían largas penas en condiciones infrahumanas en las prisiones cubanas, viajaron  unidos a familiares y allegados.

Doce sancionados determinaron no emigrar, continuando la lucha contestataria contra el gobierno, a estos últimos se les aplicó la licencia extrapenal, violando lo establecido por la Ley No. 5,  De Procedimiento Penal, al no ajustarse el particular sobre la norma, teniendo en cuenta que este pronunciamiento se aplica solo  en casos de enfermedad y situaciones específicas, lo que deja la vía expedita a la autoridad para disponer la revocación de la licencia en cuestión y devolverlos a prisión, en el momento en que lo considere oportuno.

Las autoridades cubanas, al disponer la liberación de los presos que asumieron la salida del país, se violó lo dispuesto por la Ley, al pronunciarse el General de Ejercito Raúl Castro, que lo anterior se fundamenta en una determinación soberana, cuando debió haberse dispuesto un indulto, al amparo de lo que establece la Ley de Indultos de 15 de agosto de 1919, modificada por el Decreto-Ley No. 18 de 6 de diciembre de 1978, los liberados viajaron a España, en evidente destierro,  con pasaporte cubano y autorización de salida definitiva del país, lo que le imposibilita de regresar o viajar temporal al país, sin la debida autorización de la Dirección de Inmigración y Extranjería,  y de la Seguridad del Estado, ambas del Ministerio del Interior.

La situación  actual de violencia, acoso, arrestos, etc.,  constituyendo graves violaciones de las Leyes, por parte del gobierno, contra miembros de la sociedad civil independiente, es motivo de análisis por parte de la comunidad internacional, máxime cuando las modificaciones y aperturas dispuestas por el gobierno cubano no reflejan en lo más mínimo cambios que permitan resolver los graves problemas de la población cubana acumulados en más de cincuenta y tantos años de régimen totalitario.

En relación con los expresos cubanos radicados en España, los mismos demandan en la actualidad del gobierno español respaldo económico y logístico, teniendo en cuenta crisis económica internacional que afecta ese país en cuestión, al extremo , una  cifra significativa de nacionales se encuentran en paro, el Ministro García-Margallo se comprometió al análisis de los casos, para ser resueltos en lo posible, aunque con el pronunciamiento que la ayuda no puede ser eterna.

El Canciller español hizo el especial pronunciamiento que mantiene un fluido y permanente diálogo con el Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, con la esperanza que el país caribeño asista a la Cumbre Iberoamericana a celebrarse en Cádiz-España en noviembre próximo.

Como se expresa anteriormente, España formó parte de la sustanciación del acuerdo del diálogo,  por lo que los cubanos quedaron comprometidos por el éxito logrado, con visitas reiteradas del ex-canciller Miguel Angel Moratinos, este después interesó a Cuba el apoyo a su candidatura para la Presidencia de la FAO, el gobierno cubano desestimó el interés del español y apoyo la propuesta de Brasil.

Si bien, el General de Ejército Raúl Castro utilizó los servicios del Cardenal Jaime Ortega Alamino, en el período de gobierno de Fidel, este nunca hubiera vinculado al purpurado en esta gestión, teniendo en cuenta que el religioso fue sancionado a principios de la década del 60 en los campos de las Unidades Militares  de Apoyo a la  Producción y posteriormente fue relegado en el reconocimiento que el gobierno debió brindar en el momento de haber sido designado Cardenal por el Papa Juan Pablo II.

A toda luz, el gobierno de Cuba no da prueba de entenderse con las normas internacionales en materia de derechos humanos y democracia, prueba de ello es la negativa de ratificar los pactos en esta materia promovido por Naciones Unidas, la situación interna del país es alarmante por el estado de discrepancias de la población  con la oficialidad, por la crítica situación social, económica y política que pudiera provocar  acciones de desobediencia civil, al margen de la oposición interna.  

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: