Referencia Juridica

Centro de referencia y consultoria jurídica.

Entrada y Registro en domicilio privado

Por Dr. Rene Lopez Benitez

Teniendo en cuenta las reiteradas denuncias y consultas sobre la ejecución de registros en domicilio privado, por parte de la Policía Nacional Revolucionaria, la Seguridad del Estado y otros órganos de investigación e instrucción, según la Ley No. 5, Ley de Procedimiento Penal, modificada por el Decreto-Ley No. 151, de 10 de junio de 1994, tratamos sobre los preceptos procesales para su ejecución. El desconocimiento de la Ley por parte de la ciudadanía en relación con sus derechos fundamentales, así como del procedimiento para la implementacion de lo dispuesto por la legislación por la autoridad, unido a los actos de acoso, violencia y otras tendencias afines en la violación de los derechos civiles y de la democracia, justifican por nuestra parte la interpretación de lo legislado y la asesoría a los sujetos de la Ley.

La Constitución de la República, en su Capitulo VII, Derechos, Deberes y Garantías Fundamentales, articulo 56, establece que el domicilio es inviolable. Nadie puede penetrar en el ajeno contra la voluntad del morador, salvo en los casos previstos por la Ley.

Según el articulo 215 de la Ley de Procedimiento Penal, el Instructor o el Fiscal pueden decretar la entrada y registro de día o de noche en todos los edificios y lugares públicos, cualquiera que sea su localización en el territorio nacional, cuando existan indicios de encontrarse en ellos el acusado, los efectos o instrumentos del delito y otros objetos que puedan ser útiles a los fines de la investigación.

Se consideran edificios o lugares públicos, en atención a lo que establece el articulo 216, para la observancia de lo anterior.

1.- Los destinados a cualquier servicio oficial, civil o militar del Estado, de la provincia o del municipio, aunque habiten en ellos los encargados del servicio o de la conservación y custodia del edificio o lugar. Para la ejecución del registro, en el acto de practicarlo, el funcionario de rango superior que se desempeñé será notificado, si se trata de edificio o instalación militar, se requerirá el auxilio de su Jefe a fin de que se lleve a efecto la diligencia o que autorice su práctica,

2.- Los que estén destinados a cualquier establecimiento de reunión o recreo,

3.- Cualquier otro edificio o lugar cerrado que no contribuya domicilio de un particular,

4.- Las naves marítimas y aéreas cubanas,

Para la entrada y registro en templo u otro lugar destinado al culto religioso, según el articulo 217, bastará pasar recado de atención a la persona a cuyo cargo estuviere.

De suma importancia es lo dispuesto por el articulo 218, cuando dispone que en el domicilio de ciudadanos cubanos o extranjeros residentes en Cuba, se practicará la entrada y registro de día o de noche, si la urgencia lo requiere, pero con el consentimiento del titular, a falta de este consentimiento, se requiere el mandato mediante Resolución fundada, con aprobación del Fiscal, copia del documento será notificado al propietario o persona interesada en conocer del requerimiento, con el especial pronunciamiento que este registro no puede ejecutarse fuera de las horas comprendidas entre las cinco de la mañana y las diez de la noche. Según la Ley, se garantiza el derecho constitucional de la inviolabilidad del domicilio.

Los Artículos 219 y 220, establece que La Resolución disponiendo la entrada y registro, contendrá los elementos de razones que justifiquen la acción,la identidad de los funcionarios o agentes designados para la práctica, ejecutándose de la forma menos gravosa, evitando diligencias inútiles, así como extenderlo a particulares ajenos.

Los agentes de la policía, pueden de propia autoridad al registro de un domicilio cuando haya orden de detención o mandato de prisión contra una persona y al tratar de llevar a efectos su captura se refugia en el inmueble en cuestión, cuando un individuo sea sorprendido en flagrante delito, o cuando un delincuente o presunto delincuente, inmediatamente perseguido por los agentes, se oculte y refugie en alguna vivienda, como queda establecido por el articulo 221.

Cumplido lo anterior, se procede a la entrada y registro, empleando para ello, de ser necesario, el auxilio de la fuerza pública. Se ejecuta con la presencia del propietario o del morador principal, si no es habido o se rehúsa concurrir a la diligencia, puede nombrar una persona que lo represente, en su defecto con la presencia de una persona mayor de edad y en todos los casos, asistidos por testigos, en especial de vecinos próximos, extendiéndose un acta con todas las incidencias de la ejecución, en especial de la ocupación de bienes. La legislación no expresa la procedencia de estos testigos, queda descartada la obligatoriedad de miembros del partido o de la juventud comunista o de organizaciones oficialistas como los Comités de Defensa o la Federación de Mujeres, por lo que el afectado del mandato puede proponer y hacerse valer de sus testigos.

De la entrada y registro, lo mas importante es el acta de la actuación, así como de la ejecución, evitando en todo momento que la autoridad actuante pueda ejecutar acciones contra el ciudadano, como la aplicación de técnicas de escuchas o introducir objetos que puedan afectar la integridad del ejecutado.

En todos los casos, el titular de la vivienda objeto de entrada y registro, en su defecto, las personas a cargo de su representación en la diligencia, serán notificados de una copia del acta, la que será firmada por los presentes, de no ser notificado, el documento en cuestión será reclamado y la autoridad actuante está en la obligación de acceder a la demanda en el momento, bajo ningún concepto esa notificación puede ser postergada.

Cualquier violación de la norma interpretada, pude ser objeto de reclamación ante el Órgano superior del que ejecutó la entrada y registro, así como en la Fiscalía General de la República y sus estructuras provinciales y municipales, atendiendo al precepto constitucional invocado.

Los establecimientos comerciales no se consideran domicilios, según establece el articulo 223

El articulo 224 dispone que a los inmuebles que ocupan las misiones diplomáticas acreditadas en Cuba, no es permitido ejercer acciones del tema, sin el consentimiento de del Jefe de la Misión, las mismas gozan de inviolabilidad al igual que las residencias de diplomáticos. Las misiones especiales, las consulares y las demás organismos internacionales acreditadas en Cuba, gozaran de inviolabilidad que le reconozcan las convenciones internacionales respectivas, de las que el gobierno cubano sea parte.

Otras regulaciones según el articulo 225, son las referidas para las naves, aeronaves civiles y militares extranjeras, en territorio nacional, incluidas las aguas jurisdiccionales cubanas.

Este tema, conforma la prueba documental en los expedientes en fase de investigación y de instrucciones en procesos penales y los testigos pueden ser llamados en los procesos como testigos, por lo que de la acción de lo dispuesto por la Ley, es parte del resultado de un proceso que puede llevarse con apego a la Ley o en condiciones sumamente violatorias a sus derechos.

Legislación a su disposición

  1. Ley No. 5, Ley de Procedimiento Penal

  2. Decreto-Ley No. 151. Modificativo de la Ley de Procedimiento Penal

  3. Constitución de la República de Cuba

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: