Referencia Juridica

Centro de referencia y consultoria jurídica.

Termino Presidencial, Propuestas de Raúl Castro en el VI Congreso del PCC

El General-Presidente Raúl Castro, en el Informe al VI Congreso del Partido Comunista de Cuba (19/04/2011), expreso la determinación de establecer un termino de diez anos, en dos períodos de cinco anos consecutivos para ocupar cargos en el poder partidista, del legislativo, del estado y del gobierno, para lo cuál es preciso modificar la Constitución de la República y la Ley No. 72, Ley Electoral de 29 de octubre de 1992, para lo anterior es preciso convocar a un referendum con la participación ciudadana con derecho a sufragio, y con el resultado del escrutinio quedaría resuelto la pretensión del gobernante.

El General de Ejercito justifico lo anterior en “esto contribuirá, además, al fortalecimiento del espíritu democrático y el carácter colectivo del funcionamiento de los órganos de dirección y del poder estatal y gubernamental, al tiempo que se garantice el rejuvenecimiento sistemático en toda la cadena de cargos administrativos y partidistas, desde la base hasta los companeros que ocupan las principales responsabilidades, sin excluir al Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, ni al Primer Secretario del Comité Central que salga electo en este Congreso.

La política de promoción de cuadros que ha proclamado Raúl, se contradice a sus propias determinaciones al promover a altos jefes militares, subordinados al Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, con un nivel generacional de 70 y 80 anos, donde no predomina la cantera de jóvenes sustitutos a esos cargos, o los jóvenes que son sustituidos para promover a los viejos, justificando experiencia y fidelidad.

Consultado Fidel Castro, atendiendo a su función de referente en la política interna y externa, al no presentar su candidatura para el Comité Central del Partido, expreso en sus reflexiones publicadas (18/04/2011) “que le agrado la idea de limitar el desempeno del termino de dirección en los cargos políticos y estatales fundamentales, ello es posible y necsario en las actuales circunstancias, bien distintas a las de las primeras décadas de la Revolución, era un tema en que yo había meditado mucho. Critico a dirigentes de otros países, en llevan mucho tiempo en esos cargos y cometen errores porque predomina la experiencia personal autosuficiente y la falta de comunicación con los subordinados y el pueblo.

Fidel no tomo en cuenta los 18 anos que ostento el poder-gobierno como Primer Ministro (1959-1976) más los 32 anos ocupando los cargos de Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, al quedar instaurada la institucionalización (2/12/1976), simultaneando en ambos periodos como Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, con el resultado de haber afectado el desarrollo económico, político y social del país, varias generaciones de cubanos transitaron estos cincuenta y tantos anos, bajo el poder de las prohibiciones, el control, frustaciones de toda índole y sin perspectivas de vida, muchos emigraron y otros se quedaron, y hoy estos últimos llegan a una generación envejecida sin la realización de sus expectativas de vida.

Al presentar Fidel su proclama (31-07-206), dada a conocer por el sustituido Jefe de Despacho, Asistente Personal y Miembro del Consejo de Estado, Carlos Valenciaga Díaz. instruía a los designados para continuar el programa enmarcado en el documento en cuestión, proyectos que por su incapacidad fueron derogados o desestimados por Raúl Castro, ejemplo de ello es la promulgación del Decreto-Ley No. 286 de 20 de septiembre del 2011, que dispone el cese del Programa de Trabajadores Sociales y el mismo adscribe, como la derogación de los proyectos de asistencia social a necesitados e incapacitados, a los que quedaron estructurados, según el procedimiento de desarrollo de la Prevención , Asistencia y Trabajo Social, subordinado al Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, también la prioridad de una estrategia para lograr el cobro del 800 millones de pesos en moneda nacional en creditos-compromidos de pagos pendientes de cobrar, por la entrega anticipada de efectos electrodomésticos que tiene endeudado al gobierno, según ha sido el análisis en reuniones del Buro Político del Partido, de la Asamblea Nacional y en las recientes Reuniones mensuales ampliadas del Consejo de Ministros, previo informes del Ministerio de Finanzas y Precios y el Banco Central de Cuba. Estos cambios no significan apartarse de la política histórica Fidel-Raúl, es una estrategia justificada en la crisis económica interna y en sus relaciones mercantiles y financieras con el exterior, en que esta atascado el país. El Programa de la Batalla de Ideas había sido transferido en su momento al Vicepresidente del Consejo de Ministros Ramiro Valdés, posteriormente quedo derogado atendiendo a que los indicadores del precitado programa se incorporaron al Plan Nacional de Inversiones que con carácter anual se aprueba por el Consejo de Ministros, de estos cambios Fidel no se ha pronunciado.

Raúl Castro asumió el poder por delegación de funciones (2006-2008), resulto electo para ocupar los cargos de Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, simultaneando con el cargo de Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (19-04-2011), esta estructura de poder único fue heredada del sistema socialista europeo, el próximo ejercicio electoral esta previsto para el ano 2013.

El 28 de enero próximo se celebrará la Conferencia Nacional del Partido, con un programa según el cónclave debe pronunciarse sobre el tema que nos ocupa y con un criterio disenado, atendiendo a que el partido tendrá que aprobar sus relaciones con el estado y el gobierno y las organizaciones políticas y de masas. El informe Central del VI Congreso del Partido fue crítico en la injerencia de dirección en cuestiones propias del estado y del gobierno, cuando el partido tiene que estar diseñado para orientar y controlar, no administrar. Lo que apruebe el Congreso y en su sesión diferida denominada Conferencia Nacional,. Expresó Raúl, no puede sufrir la misma suerte que los acuerdos de los anteriores Congresos y Plenos, casi todos olvidados, sin haberse cumplido. Lo que se acuerde debe constituir una guía para la conducta y la acción de los militantes y dirigentes del partido, para garantizar su materialización referente a los instrumentos jurídicos que corresponden dictar a la Asamblea Nacional, el Consejo de Estado o al Gobierno, según sean sus facultades de acuerdo a la Constitución.

En la actualidad todos los movimientos de cuadros y dirigentes del estado y del gobierno son aprobados previamente por acuerdos del Buró Político del Comité Central y así constan en los textos, según la nomenclatura de los cargos. El VI Congreso eligió a un nuevo Comité Central, entre sus integrantes aparece el General de Brigada Jorge Luis Guerrero Almaguer, Jefe de la Dirección de Cuadros del Estado y del Gobierno, por lo que se prueba una marcada contradicción al efecto, extremo que debe ser objeto de revisión en los documentos rectores de la Conferencia Nacional.

Es práctica en los países latinoamericanos, especialmente los que integran el bloque del Alba, que los Presidentes convocan a una constitucional, cuando están terminando su mandato presidencial y, posteriormente se presentan como candidatos a la Presidencia, resultando electos, por lo que duplica o triplica su estadía en el poder, porque muchos van a una reelección. En Cuba no cabe este procedimiento, el General de Ejercito tiene la pretensión a toda luz de modificar la Constitución limitando el período presidencial, lo que le permitirá una vez sustanciada el trámite, mantenerse en el cargo por dos períodos presidenciales que duraría hasta el 2018, en caso de incapacidad lógica, derivada de su edad y estado de salud, dejaría el proceso libre para ejercer por sustitución a favor del Coronel Alejandro Castro Espín, a cargo de la Secretaría de Seguridad Nacional (información sin confirmar) asumiendo los cargos por sucesión filial y funcional, al no contar con otro candidato, teniendo en cuenta el vacío generacional entre la dirección histórica de la Revolución y los posibles jóvenes que ocupen cargos en ese futuro.

Según la Constitución de la República y la Ley Electoral, los electores no tienen derecho a ejercer el voto para la elección de las candidaturas a ocupar cargos de Presidente, Vicepresidente y Secretario del Consejo de Estado, Presidente, Vicepresidente y Secretario de la Asamblea Nacional del Poder Popular, Presidente, Primer Vicepresidente, Vicepresidentes, Secretario y demás miembros del Consejo de Estado. El Presidente del Consejo de Estado lo es del Consejo de Ministros y este propone al Consejo de Estado la designación de sus integrantes. En todos los casos media la aprobación del Buró Político del Comité Central.

De todo lo anterior, la falta de niveles de democracia y respeto al derecho ciudadano, derecho que ha sido manipulado en estos anos de poder revolucionario, exige de una sustancial modificación o cambio que a toda luz, el poder político, del estado y del gobierno no pretenden operar.

Legislación a su disposición

1.- Constitución de la República

2.- Ley No. 72, Ley Electoral

3.- Informe Central al VI Congreso del PCC

4.- Proclama de Fidel Castro, 31 de julio del 2006

5.- Reflexiones de Fidel Castro, 18 de abril del 2011

6.- Convocatoria del Comité Central para la Conferencia Nacional del PCC

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: